ERA UNO DE MIS PEQUEÑOS SUEÑOS: CENAR EN SARDI’S

2403201117010313
Era mi tercera estancia en Nueva York y la primera vez que exponía en Manhattan. Además, estábamos hospedados en el Milford Plaza, justo “round the corner”, encima del Phantom of the Opera.Cuando entras en Sardi’s es como si abrieras un tomo de la historia del teatro en Broadway. Me daban auténticos escalofríos de placer, pensando en las ilustres posaderas que habrían ocupado mi silla (esas sillas coloniales americanas) Judy, Liza, Barbra,… Innumerables productores, actores, bailarines…. Todo el que es ha sido y será en el teatro, musical o no, pasa por Sardi’s. Y la prueba son las nuevas incorporaciones. Me fijé en la caricatura de Daniel Radcliffe (famoso por ser el Harry Potter del cine, y actualmente haciendo Equus) y me enteré de que hacía muy pocos días que se la habían entregado y colgado en el restaurante. Tener una caricatura en Sardi’s es a New York como tener una estrella en el Walk of fame de Hollywood.

Esas caricaturas te observan mientras degustas una “Caesar” en un comedor que podría ser el de cualquier restaurante de cualquier ciudad americana, si no fuera por esas caras que cubren sus paredes y que constituyen la historia no oficial de la industria del espectáculo en NYC.
Me siento feliz esa noche: Tengo colgada obra mía en una Galería de Chelsea, acabamos de ver un musical y estoy cenando con mi mujer en la sucursal neoyorquina de el Olimpo de los dioses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s